La indescriptible sensación de ir a clase en un

Espacio natural idílico

Con más de 70.000m2 para un máximo de 640 alumnos, el cole se convierte en un oasis dentro de Madrid en el que confluyen educación, naturaleza y deporte. Uniendo nuestras aulas exteriores y proyectos como el de jardinería, granja, etc., proponemos un aprendizaje distinto, que tenga lugar en el exterior siempre que sea posible, con el fin de que nuestros alumnos disfruten y se desarrollen en un entorno idílico.

Adicionalmente, uno de nuestros objetivos, como se desprende de nuestro Proyecto Hacia un Campus Verde, es el de conseguir crear un cambio cultural en el colegio, incorporando prácticas sostenibles en todas las áreas de la vida escolar. Para ello, la participación activa de estudiantes, personal y la comunidad es esencial para el éxito de esta iniciativa.

Niños jugando en el césped